miércoles, 24 de junio de 2009

Otra vez

Son mis últimos días en la escuela. Paciente espero a que se consuman los días, pretendo pensar que no pasa nada. Sonrío como siempre y muestro que todo está bajo control. Si cuento los días me doy cuenta que son menos de diez los que faltan para saberme fuera de este refugio.

Prefiero pensar que falta mucho y disfrutar de mi corta estancia. Pareciera que no me importa lo que piensan de mí que: “soy desobligado, no tengo interés, nada me importa, todo es un juego para mí”…suspiro y sonrío pues esa ha sido la manera de no dar tantas explicaciones. Pensarán que soy un cínico ¿Qué importa? ¡Ya me voy! Se han librado de mí.

¿Mi juego? Mi vida, así me he visto desde hace tiempo, pero yo no lo inicié ni tampoco puse las reglas. He tratado de descifrarlo pero no le hallo pies ni cabeza. Ahora resulta que voy perdiendo porque no he movido las piezas adecuadas. Mamá y papá tuvieron un hijo ¿Dónde están? Salieron del tablero sin preguntarme ¿esa era la regla? Ella aparece una vez a la semana y Él cuando se acuerda del juego que inició.

Tengo edad para resolver mi vida, es lo que escucho una y otra vez ¿a caso no es lo que hago desde hace tanto? Me he matriculado y llegado hasta este nivel, aquí he encontrado como pasarla mejor. Me siento acompañado, tengo con quien platicar, a quien hacer reír. Sus risas me provocan sonrisas reales no las ficticias que me salen muy bien… pero ya me voy y debo hacer mi equipaje.

Pretendo prolongar el tiempo, suspenderlo si fuese posible, pero no es así. Por eso selecciono momentos felices y me los guardo para llevarlos
conmigo en el paliacate invisible que tendido de un palo me acompaña desde la infancia.

Y ahí voy de nuevo en este caminar en el que sin quererlo me he visto y sentido solo, confundiéndome entre la multitud, uniendo mi voz a sus gritos, revistiendo mi andar solitario para hacerlo atractivo y seguir andando, recogiendo esperanza, construyendo sueños. Ya casi me voy, ¿Se acordarán de mí? ..."yo me los llevo"

12 comentarios:

  1. Puede una perfectamete adentrarse en el alma de un joven inseguro de su entorno, de si mismo y de su futuro. Logras transmitirnos esa soledad tan tìpica de la juventud, en la que se es muy grande para unas cosas, pero aùn pequeño para otras...una epoca donde se siente con frecuencia que nadie nos importa, y que no le importamos a nadie.

    ¡ME ENCANTÒ!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Adelfa hermosa, triste realidad la de muchos jóvenes que viven esta soledad y aunque nos dan muchas señales pidiendo auxilio muchos somos indiferentes a su llamado.
    Ojalá fueramos más sencibles y poderles acompañar...esa es la labor de la orientación educativa.

    Qué bueno que te haya transmitido algo.

    abrazos linda.

    ResponderEliminar
  3. solo los que pueden percatarse de esa soledad, pueden dar esa compañia, te felicito por la entrada, un besazo preciosa

    ResponderEliminar
  4. Malena, yo tambien estoy de acuerdo con el Comentario de Adelfa, y me ha Encantado tu Entrada, porque refleja muy bien la Soledad de muchos Jovenes, ...y como dice Adelfa, la verdad es que a veces en tiempos pasados sobre todo me he sentido así de sola y como si fuera invisible a los ojos de los demás, de mis compañeros de Clase ó de Trabajo,...lo de que no me importaran a mi los demás ya no tanto, a mi si me importaban los demas pero yo a los demás no. En fin Excelente Entrada que refleja la llamada de Socorro de muchos Jovenes y no tan Jovenes. Un Abrazo Amiga Malena

    ResponderEliminar
  5. Hargos, ¡lo que se puede! hay situaciones que nos rebasan, pero lo que podemos lo hacemos de corazón, por lo menos escucharles, orientarles tratar de sembrar una esperanza, mostrarles una luz para que se aferren... Tu lo has dicho en su momento "Esperanza"

    ResponderEliminar
  6. Mariaje, llega el momento en que hay que tomar decisiones,lo que es muy claro es que nadie que viva soledad se siente feliz y ese es un síntoma de incomodidad he ahí lo importante de esto pues una vez identificado el malestar es posible luchar por sentirse mejor y en ese sentido lo más importnate es sentirse bien primero con uno mismo, comunicar lo que nos pasa, hacerles saber de nuestras emociones. Está en nosotros el manejo de nosotros mismos, buscar los motivos, sonreir a la vida.

    Mariaje amiga, lamento lo que me relatas pero sabes hay gente a la que le importas mucho quizá no coincidan con tu forma de pensar, pero ahí están y aquí estamos tus amigos bloger@s.

    Abrazos hermosa.

    ResponderEliminar
  7. Sabes me hiciste recordar auna niñita que conozco por este medio internet y que sufrio muchisimo el tener que terminar sus estudios, ersa como salir de su refugio mas seguro de sus risas verdaderas, su escuela era mas que su hogar porque sus padres vivian en el extranjero y eran solo visitas temporarias pero su vida estaba allí dentro de ese colegio con sus profe y sus amigos,
    yo jamas vivi eso termine el colegio feliz de la vida y ahora que te leo comprendo mejor todo lo que esta chica me contaba, como un hecho que es tan comun puede marcar a las personas de diferentes maneras segun sus realidades...
    un gran post has traido porque es un tema real y muy actual.
    besitos

    ResponderEliminar
  8. Mónica, un gusto tenerte por casa. Este relato se refiere a esos jóvenes que viven el fracaso escolar, que reprueban y finalmente desertan. Pocos les preguntamos qué es lo que les pasa. yo percibo soledad, sufrimiento que disfrazan con sonrisas con una actitud de "no pñasa nada" pero les veo la nostalgia en sus ojos.

    Ojalá encuentren sentido y el tiempo que transitaron por esta su otra casa "la escuela" se lleven la inquietud de seguir adelante.

    Lo que tu relatas también es cierto, los niños también viven de soledad, y los hay que teniendo a sus padres en casa su refugio es la escuela. De ahí la importancia de la labor docente. Jamás suplimeremos a nadie, pero podemos escucharles ó por lo menos no fastidiarles la vida, aunque ya lo sé, eso es un buen deseo, de ahí a que se cumpla yo sé cuan dificil es y cuántos se resisten.

    mis mejores deseos para toda la niñez y juventud de este mundo.

    Saludos Ternura.

    ResponderEliminar
  9. confuso, a la vez, muy relativo, creeme malenita que pense que era una mas de tus lindas escrituras pero me doy cuenta que estamos hablando de un sujeto masculino, posiblemente un alumno. no lo se y preferiria estar sin saberlo, me alegra volver a escribir en el bleg, aunque sea un poquito jejeje.

    me retiro y lamento no haber subido entrada la vez pasada. me retiro malenita, bye bye
    abrazos, y lamento mucho lo del martes.
    adios

    ResponderEliminar
  10. Mi querido Kevin, se trata de la juventud, de muchos que pasan desapercibidos, hablo de una situación que siempre me ha preocupado. La indiferencia de los adultos y hasta los de su propia edad que nos percatamos de las necesidades de los chavos y chavas... es una historia de tantas, no tiene nombre porque no pensé en alguien en específico, sino en la soledad de los jóvenes que abandonan por una u otra circunstancia la escuela.

    Sé que este escrito no es lindo, es triste y de hecho fue lo que experimenté cuando lo escribí, ¡ni hablar! tenía necesidad de decirlo.

    ¿lo del martes? ya pasó. ¡adelante!
    Nos vemos el lunes... supongo ¿nos veremos? Tu lo decides.

    Abrazos grillito

    ResponderEliminar
  11. HOLA MAESTRA COMO LO PROMETIDO ES DEUDA YA HE ESCRITO UNA ENTRADA ES ALGO SENCILLO PERO ME GUSTO ESPERO SU PRONTA VISITA HASTA LUEGO Y GRACIAS POR EL COMENTARIO Y NO HAY DE QUE PARA ESO ESTAMOS HASTA LUEGO

    ResponderEliminar
  12. Hola Ale. te visito en un ratito. Lp importante es que ya escribiste espero mantengas el gusto por la escritura.

    gracias por tu visita.

    ResponderEliminar