martes, 15 de marzo de 2011

A la memoria de mi Madre

1 de marzo de 1942- 14 de marzo de 2007

Son los últimos momentos que le quedan a este día de marzo. Los recuerdos a flor de piel, tú imagen, tú presencia como siempre en cualquier momento pero  sobre todos en los más difíciles.

Ahora en la compañía de Papá, debes estar satisfecha de lo que hiciste con Tú vida: Dijbujarte Madre para cada uno de nosotros, Tus hijos.

Son cuatro años desde Tú partida, los mismos que te llevo tan cerca, pero tan cerca de mí.

Pd. Saluda y dale un beso y un abrazo a Papá y para tí mi vida entera en mi corazón hasta que nos reencontremos todos.

Mari.

9 comentarios:

  1. Un abrazote y un apapacho pa'los 3!... Besos

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo inmenso amiga.. muy sentido tu post..


    Un placer siempre visitarte..


    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  3. Muy Enternecedora Entrada Malena, Emocionante incluso. Un Abrazo Enorme Malena, en estos meomentos de recuerdo y nostalgias...

    Siento no haberte comentado antes, ¡ando pillada de tiempo con el Trabajo! Besos

    ResponderEliminar
  4. Muy joven falleciò tu madre...

    Me encanta ese cierre que le das a tu entrada, con esa certeza del reencuentro, porque yo creo en ello firmemente, y a pesar de lo largos que se nos hacen los tiempos, terminamos por darnos cuenta que nuestro paso por este planeta es un suspiro...

    abrazos amiga

    ResponderEliminar
  5. Humberto querido: gracias por los apapachos y abrazos.

    Aprecio tus inteciones.

    Un abrazo enorme, trasatántico y cercano.

    ResponderEliminar
  6. Adolfo, otro igual para tí. Un gusto después de tanto tiempo.

    ResponderEliminar
  7. Mariaje amiga, me alegra saber que tienes trabajo, aunque andes corre y corre. Gracias por tus palabras.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  8. Adelfa, así es la vida es un suspiro y a veces perdemos tiempo en tonterías. El reencuentro en algún momento se dará, por lo pronto mamá y papá ya están juntos.

    Un abrazo cercanísimo.

    ResponderEliminar
  9. Mueren, se van, pero se nos quedan en el corazón. Saludos.

    ResponderEliminar