jueves, 16 de julio de 2009

Diario de un cafre.


Como cualquier día en la ciudad voy en mi automóvil buscando llegar a mi destino. Me he vuelto un experto esquivando vehículos. Aprovecho cualquier espacio para aventajar al tráfico que aunque lo vivo a diario no termino por acostumbrarme. Sobrevivir al tráfico de la ciudad es sobre todo cuestión de reflejos y de no perder la calma. No importa cuán temprano salgas, de cualquier manera te verás atrapado.

Podrán decir que soy un cafre, pero es mi forma de no mentar madres, mi copiloto quien quiera que sea sabe debe indicarme el momento adecuado para pasar al carril más despejado. Mi intención ha sido siempre respetar las señales de tránsito, pero eso a veces es imposible por los embudos que se arman en pleno semáforo y frete a los policías de tránsito. Es mejor fiarse de los limpia parabrisas que a ratos se encargan de mejorar la vialidad.

Nunca he provocado ningún accidente, más bien me he salvado por instantes de estar en alguno de ellos buscando y logrando recobejos. “El uno por uno” es inexistente en la ciudad más grande del mundo.
He pensado usar el transporte público para liberar los nervios de mi mujer, pero creo es más peligroso, pues se quedaría con el Jesús en la boca por los malandrines con los que se topa uno.

Recuerdo hace algún tiempo haber manejado por las carreteras de Hamilton en Canadá, me sentía en un paraíso desconocido por nuestro México, pero también recuerdo haberme sentido imbécil en la autopista rumbo a Toronto, uno tras de otro en una fila de más de dos horas, con mucha oportunidad de rebasar y no obstante no poder hacerlo.

Pero que le hago, vivo en esta gran selva de asfalto y baches, en el país donde todo es posible y en “el que que tiene más saliva pega más estampas”.

8 comentarios:

  1. jope, debe de ser terrible conducir asi , pero no pierdas la paciencia , un besazo preciosa

    ResponderEliminar
  2. El tráfico de México D.F., creeme querida amiga si te digo que es una de esas cosas... 'que no echo nada, pero nada, de menos' de la otrora, Ciudad Azteca. Besotes...

    ResponderEliminar
  3. Mi querido Argos, esa es una de las razones por la cuales yo no manejo, algún tiempo lo hice, pero es una decisión personal no hacerlo, aún estpando ligermente alejada de la ciudad de México. Ayer tuve necesidad de ir, y creeme que es terrible pensar vivir así todos los días.

    Te he leído y comienzo a conocer de tu estilo y humor.

    Saludos y abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Humberto amigo, de verdad que no te pierdes nada, yo que vivo en el Estado, vivimos ya de tráfico, pero ir al D.F. es sencillamente insoportable, la única opción con todo y sus riesgos es el metro, pero imágina para llegar al metro Indios Verdes desde Ecatepec, con el tráfico habitual tardas hasta hora y media, cuando el trayecto bien pudiera hacerse en 15 minutos...¡una locura!

    Saludos y abrazos amigo.

    ResponderEliminar
  5. Amiga Malena, pues si es dificil en México D.F, conducir manteniendo la calma, no creo que sea mucho más fácil en Ciudades Españolas como Madrid y Barcelona,...y peor aún cuanodo hay tramos de obras en las carreteras ó dentrod de la Ciudad...ha de ser algo así como "MISION IMPOSIBLE, Manejar el Coche sin perder la Calma; yo no tengo coche pero tampoco lo echo en falta la verdad, me daría miedo y casi Pánico tener que coger el volante...como no sea para grandes trayectos y ocasiones excepcionales como presentarme a una Oposición y tener que hacer tramites en Salamanca...
    ¡Cafres en la Carretera, los hay en todos los países del Mundo creo yo, no hace mucho se quejaba una compañera mia del Trabajo de los choques que ha estado a punto de tener más de una vez en las cercanias del Centro Comercial por culpa de cafres que no saben conducir...
    Un Abrazo Malena y Buen Fin de Semana

    ResponderEliminar
  6. Así es Mariaje, las grandes ciudades padeceb del tráfico imposisble, y sobre todo de conductores que buscan como librar los embudos.

    Feliz fín de semana.

    ResponderEliminar
  7. EL trafico es terrible y eso que no conoces el de bs as acá ademas todo es super posible... me gusto ese final un buen brochesito para tu obra y pasiencia que otra queda, despues de todo el trafico lo hacemos nosotros.
    un besote

    ResponderEliminar
  8. Qué hemos de hacerle, tratar de educarnos hasta donde sea posible. Gracias ternura por tu visita.

    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar