viernes, 17 de abril de 2009

¿Realidad ó ficción?

Cuando era pequeña recuerdo aún, la tristeza profunda que me provocaba ver a mi madre salir del hogar para ir a trabajar, como costurera ó cocinera. Viene a mi mente los grandes esfuerzos por parte de mi madre por hacer rendir el gasto, levantarse a las cuatro de la mañana para llegar temprano a la lechería ya que formaba parte del comité de reparto, desde las cinco y hasta las diez u once de la mañana permanecía ahí con tal de que tuviéramos leche todos los días. El sueldo de mi padre alcanzaba literalmente para comer, (frijoles y tortillas).

Al no encontrar como hacer rendir más el ingreso, mamá salía de casa para contribuir al sustento de la familia. Yo me quedaba devastada internamente, en silencio, con un dolor inexplicable, sentimientos encontrados, hubiera preferido comer ó los frijoles solos ó tortillas con sal….nunca fue el caso. En alguna ocasión en que la situación se tornó difícil, mamá nos reunió y nos dijo, vamos a hacer una votación: - hay 2 litros de leche (de la CONASUPO) y lo que tengo de dinero, alcanza para comprar medio kilo de plátano ó uno ó dos kilos de tortilla (no recuerdo)- tengo unos tomates y puedo hacer una salsa verde, así es que alce la mano el que vote por comprar plátano y hacer un licuado-, como era de suponerse nadie la levantó, pero para corroborar, preguntó: - ¿Quién quiere que compremos mejor tortilla?- Y todos automáticamente levantamos la mano, era mejor tortilla con salsa para la comida y dejar la leche para la cena, no había que pensar mucho. Algo ocurrió, tampoco lo recuerdo, pero ese día comimos sopa de fideo y tortillas, vagamente en mi memoria viene la imagen de un jitomate, con lo que fue posible guisar la sopa….mamá siempre se las arreglaba, no hubo un día que dejáramos de comer.

Pero regresando a mi tristeza, en las temporadas de vacaciones, nos quedábamos a cargo de mi hermana mayor, quien contaba con tal vez 12 años, y la más pequeña 4, y aunque el menú era diferente, dado que además de frijoles un día comíamos enchiladas verdes y otro hígado encebollado, nada suplía la usencia de mi madre. Había ocasiones en que me llevaba con ella a la cocina de una empresa de electrodomésticos, por un lado me sentía contenta porque estaba con ella varias horas, pero por el otro me acongojaba verle trabajando de manera acelerada, presionada; en una ocasión, al servir un plato con caldo “pancita”, otra compañera la testereo sin querer y el líquido casi hirviendo le cayó en su pie, rápidamente fue al baño se quitó la calceta se puso aceite y se fue a servir pues era la hora en que obreros y empleados llegaban a comer.
Todos los días le suplicaba que ya no fuera a trabajar, que yo me encargaría de convencer a todos para seguir comiendo tan sólo frijoles. Muchos años después me enteré que dejaba de trabajar porque yo enfermaba, y claro descuidaba a mis hermanos.

Que estudiáramos siempre fue una prioridad para mis padres, En las temporadas en que mamá se ausentaba y cuando mi hermana pasó a la secundaria, yo me encargaba de levantar y dar de desayunar a mis hermanos, estar al pendiente de que se lavaran la cara y las manos, bueno, hasta el codo, y nos íbamos juntos a la escuela cuatro de los seis hermanos, me tocaba ser la responsable de tres mis hermanos menores, en el horario escolar.

Vivimos la pobreza en carne propia, sin embargo nunca llegó al grado de no permitirnos comer, teníamos una casa muy humilde pero propia, y lo necesario para asistir a la escuela.

Desde aquella época pensaba en la injusticia y me preguntaba por qué por ejemplo mis maestros si habían podido estudiar y mis padres no, y que conste que eran muy inteligentes, ó por qué nosotros teníamos un techo de lámina y otros de losa. De ahí que bajo esa lógica hiciera caso a mis padres y pensé que solo estudiando podría alcanzar otras metas. Nunca ambicioné lo que no era mío y creo tampoco mis hermanos, pero si pensamos en un mejor futuro.


Hoy me pregunto ¿Qué es lo que hacen las familias para sobrevivir con un salario mínimo? Eso y tal vez ligeramente un poquito más ganaba mi padre, ¿Qué hacen con $58.00?, yo gasto más de eso en mi comida y transporte, sin contar claro a mi familia. ¿Qué hacen las familias sin eso?......¿dramático no? , casi increíble pero una realidad.

De manera inevitable pienso en los niños que se quedan solos en sus hogares ó los que también salen a trabajar, en los niños de la calle, etc. Y por supuesto pienso en lo que experimentan internamente, sobre todo en su tristeza y ese sentimiento de injusticia que aún percibo.

La injusticia como un cáncer que corroe a la humanidad, la pobreza como un síntoma claro, de una enfermedad que avanza de manera acelerada, la delincuencia como un mal crónico, como una complicación fuera de control, que no permite más que dar el peor diagnóstico…”una sociedad en crisis” en todos los sentidos.

La imagen, leía hace unas horas sustituye al acontecimiento, es decir, a veces impacta más la imagen y nos olvidamos de lo que realmente acontece. Nos quedamos con la idea ó la imagen de la pobreza, pero no somos capaces de comprender lo que acontece, lo que se vive en carne propia, de eso solo da cuenta el que lo experimenta…..y la imagen también forma parte del discurso político, de la noticia informativa. El político reconoce que algo ocurre, pero que no comprende lo que realmente implica, implementa programas para que la imagen se desvanezca pero obvio no alcanza a todos, los medios por su parte transmiten la imagen y lo que se hacer respecto a ella....el famoso "atole con el dedo" y el pueblo piensa que a pesar de ello su realidad no cambia.

Nada es claro, sabemos de las grandes injusticias, pero con cambiar de canal, o el tema de conversación de manera inmediata nos olvidamos de las circunstancias de los demás, como si fuera todo parte de una historia, de algo ficticio.

Ayer Obama reconocía la gran aportación de los mexicanos a su nación ¿Quién puede creerle eso?, ni el mismo, eso sólo es discurso, show, y también reconoce que el narcotráfico está fuera de control porque su país es el mayor consumidor en el mundo ¿ y eso qué soluciona?, lo peor es ver y escuchar los comentaristas de televisión decir, “este es un gran paso, el que se reconozcan como parte del problema”…….vil discurso, Imagen, ficción.

He iniciado este escrito con un recurso de la metodología cualitativa, “la historia de vida” para transmitir una realidad, dicha desde quien la vive, por supuesto, mis hermanos tendrán su propia historia, y así cada quien de acuerdo a su circustancia y contexto.

Decía Kierkergaard criticando irónicamente a Hegel “conocerlo todo y desconocer lo más importante…..la existencia humana, uno mismo” Ahora entiendo la lucha constante de Mariaje por mostrarnos una realidad terrible en sus post de Palestina, su lucha por mostrar las fotografías sin retoque, que retratan una realidad cruel, y no como un proyecto cultural, sino como una invitación a pensar en el otro, a la denuncia, a la acción. Y también pienso en los poemas insistentes de Humberto, que no quitan el dedo del renglón. ¿Realidad ó ficción? ¿discurso ó acción?; ¿silencio ó voz? ¿imagen ó acontecimientos? ¿Qué elegimos?
Es necesario atacar la enfermedad, los síntomas y las consecuencias están aflor de piel.

6 comentarios:

  1. Que realidad "màs real" nos muestras...los acontecimientos desbordados, las noticias..encimadas una sobre otra y cada cual mas catastròfica, nos alejan de los poblemas reales, de su disecciòn, no somos capaces de abarcarlo todo, ademàs de que protegemos nuestra salud mental...yo digo, aunque no solucione nada con ello.."signos de los tiempos", porque ademàs asi lo creo...de vez en cuando y para nos acar el dedo del renglòn alguna aportaciòn escrita, porque lo ùltimo que debemos hacer es "no decir ni pìo", dàndole cada vez mas amplitud de acciòn a los
    "malos", con nuestro silencio...lo de ayer? un show,, que no e diò la gana de ver...


    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Así es Armida hay que decirlo como también tu sabes hacerlo, clara y precisa, alcanzando a percibir el dolor que indebidamente creemos ajeno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Malena, la verdad es que me has llegado a emocionar con tu Historia Propia, y tu forma de verlo, y las Conclusiones que sacas,...la verdad es que la Experiencia en carne propia de la Pobreza, el Rechazo, las Dificultades económicas y Sociales,...es lo que más Sensibles puede hacernos a los Sufrimientos Ajenos, Quienes no experimentan en su vida la Pobreza, la marginación, el rechazo, dificilmente comprenden al que si lo sufre y como mucho le tendrán pena,lástima, cuando no desprecio; y lo peor de todo, claro está es cuando quienes han sido victimas en otros tiempos ahora son verdugos (los Sionistas con los Palestinos). De verás me ha encantado tu Historia Personal y la Reflexión que haces al hilo de la Experiencia...y Agradezco Mucho que te hayas acordado de mí, y además para mostrar tu Comprensión y Apoyo.
    Un Abrazo Solidario y Afectuoso, Muy Especial, para tí Amiga Malena.

    ResponderEliminar
  4. Mariaje amiga, creo que lo que nos tiene usando estos espacios,es de alguna manera eso que nos inquieta, incomoda, y el deseo de decirlo para contribuir en algo, no sabemos hasta donde podamos llegar, pero de uno en uno se puede multiplicar.

    Cuando pienso en pobreza, recuerdo a los niños y sus familias que de verdad no tienen nada....ni esperanza....no puedo sentir lo que viven pero puedo suponerlo.

    Tenemos la oportunidad desde esta tribuna, lanzar la palabra al ciber-espacio con la esperanza de que alguien la lea, la reflexiones unos instantes y talvez genere alguna reacción.

    Adelante Mariaje, con tus proyectos, solo amiga no te olvides de tí misma, al grado de cargarte todo el peso de las problemáticas que te preocupan.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Malenita!!!
    Aqui el Grillo hace su aparicion, dejando el comentaro respectivo a esta entrada de blog.Esta entrada al principio tiene cierta relación y dejame agregar que esa relacion ya es como si la epoca en la que relatas eso, parece que se transportó mucho a estos tiempos, claro que han cambiado lo suficiente, claro que no se olvidan a los ricos los que andan en autos caros, portan !phones o mini laptops en todo lugar, esa gente se da a notar mucho, pero, nos estamos olvidando de la gente de abajo o bien, de la gente pobre, la gente que con un salario minimo de $100 quiza hasta de menos de lo que se debe ganar, mantienen familias grandes como de 3 a 6 o mas personas.

    La visita de Obama a nuestro adorable pais(!!!CUAL ADORABLE?!!!ME ENTERE QUE SE VOLARON UNAS PLACAS DE CARRO--LOS MEXICANOS NOS DAMOS A NOTAR TOOOOOOOOODO EL TIEMPO). El presidente afroamericano mas poderoso del mundo, me impresionó y digo con una "O" bien marcadota porque el auto en el que viajaba, no que barbaro pero, ese no es el tema,discurso, puro blah y mas blah, a mi no me den palabras, a mi demuestrame---son las palabras de mi madre cuando me regaña por algo, luego te dare un ejemplo. Es algo tarde y me tengo que ir a dormir, me voi Malenita.
    RECIBAN UN GRAN ABRAZO DE MI PARTE A TI Y A TODA FAMILIA
    DESCANZA WERITA
    NOS VEMOS MAÑANA
    BYE

    ResponderEliminar
  6. Nos vemos al rato y gracias por los comentarios, así es nos olvidamos de los pobres.


    Saludos.

    ResponderEliminar